La ergonomía en Colombia. Por la Presidente de la Sociedad Colombiana de Ergonomía

February 17, 2020

 

A R L  Prensa de AXA COLPATRIA entrevistó a la ergónoma Martha Helena Saravia Pinilla, magíster en Diseño Industrial, con énfasis en el área de Ergonomía, de la Universidad Nacional Autónoma de México. Es presidente de la Sociedad Colombiana de Ergonomía —SCE— y fundadora del Grupo de Investigación, Diseño, Ergonomía e Innovación —GIDEI— de la Universidad Javeriana, donde ha sido docente desde 1996. Autora del libro Ergonomía de concepción: su aplicación al diseño y otros procesos proyectuales. Saravia Pinilla analiza el estado de la Ergonomía como disciplina y profesión. Estas son sus reflexiones sobre aspectos generales, como el contenido y enfoque, y acerca de aspectos más específicos, como su pertinencia, aplicación y la importancia de impulsarla en las empresas.

 

¿Cuál es el objetivo de la Sociedad Colombiana de Ergonomía y qué hace para conseguirlo?

La SCE tiene como propósito principal el desarrollo científico y la aplicación idónea de la ergonomía en los diferentes sectores económicos y académicos nacionales, contribuyendo así al desarrollo del país. Por tanto, el primer gran reto es mantener la cohesión de los profesionales en ergonomía interesados en ello, lo que requiere constancia, convicción, compromiso y muchísimo tiempo de trabajo en equipo, pues pertenecer a la SCE implica disposición para trabajar por los fines que nos convocan. Promover la correcta aplicación de una disciplina tan joven y amplia implica asimismo sentar postura, tocar puertas, corregir rumbos, contar con aliados estratégicos, hacer presencia, generar visibilidad y divulgar sus actividdes. Alineados con la realidad nacional, sin perder la perspectiva del escenario mundial, somos referentes de Latinoamérica y miembros federados de la International Ergonomics Association —IEA—, donde representamos a Colombia en la Mesa de Ergonomía Mundial. Llevamos 23 años trabajando para estar en el lugar que ocupamos hoy. Hace más de una década nos concentramos en promover la ergonomía en el país, realizando diversos eventos científicos y académicos en diferentes luegares del territorio nacional que favorecen el intercambio y la difusión de los conocimientos y las aplicaciones más vanguardistas sobre la materia en los distintos aspectos que ésta abarca, no solo en lo relacionado al trabajo y las empresas.

Durante los últimos cinco años, la SCE ha dado otro paso importante para cumplir su misión, articulando sus esfuerzos y recursos con entidades de los sectores público, privado y de la academia, para formular directrices reglamentarias, gremiales o institucionales que guíen la acción ergonómica en el país. Además, lidera el proceso para el desarrollo de las funciones y competencias del ergónomo en Colombia que facilitarán la definición del perfil ocupacional y profesional de quienes aplican la ergonomía, así como de los programas de formación y los lineamientos de calidad de los mismos.

 

¿Cómo contribuye la SCE a la investigación de la ergonomía?

Tradicionalmente, hemos mantenido cercanía con las universidades, a través de socios académicos y, por ser actores relevantes para el avance investigativo, facilitamos la vinculación de estas como miembros institucionales. Recientemente, lideramos la iniciativa para la conformación de la Red Académica Colombiana de Ergonomía y Proyectos Colaborativos. Sus objetivos se estructuran con los lineamientos de Colciencias y se espera que sea cuna de múltiples proyectos.

 

¿Cuál es la situación de la ergonomía en el ámbito de la prevención de riesgos laborales en Colombia?

Su participación ha evolucionado, pero sigue en déficit en relación con su alcance y pertinencia, porque sigue limitada al diagnóstico de desórdenes musculoesqueléticos. Si bien estos aspectos son relevantes, su particular prevalencia en el país, hace que las estrategias de intervención se centren en el individuo, cuando la prevención debe darse desde la organización. El ámbito organizacional de la ergonomía plantea un enfoque sistémico, holístico y macroergonómico, que ofrece herramientas transversales a todo el proceso preventivo, con el fin de alcanzar el óptimo desempeño del sistema de trabajo, así como el bienestar de las personas que lo componen. En la práctica esto no sucede, pero, seguimos trabajando para cambiar la situación.

 

¿Cuál es la importancia de la ergonomía en la Salud y Seguridad en el Trabajo, se ha logrado su reconocimiento por las empresas?

El papel de la ergonomía dentro de la SST es sin duda relevante. Sin embargo, se ve limitado al diagnóstico de aspectos físicos asociados casi exclusivamente con los riesgos que desencadenan desórdenes musculoesqueléticos. Si se asumiera en su verdadero alcance y pertinencia sería eje central del sistema de SST, puesto que aborda los aspectos de calidad, productividad y rendimiento, así como los de la salud y seguridad de los individuos dentro del sistema de trabajo. En mi opinión, la clave para lograr la adecuada participación de la ergonomía en las empresas está en el enfoque sistémico y la visión integral de los procesos dentro de la organización.

 

¿Existen los riesgos ergonómicos y cómo prevenir lesiones en el trabajo?

Técnicamente, el “riesgo ergonómico” no existe. Se debe hablar de “factores de carga física”, que incluyen lo que conocemos como “peligro biomecánico” por asociación a postura, fuerza y movimiento, como también los de tipo fisiológico, antropométrico y cognitivo, entre otros. La ergonomía puede aportar mucho más de lo que se conoce en la prevención de lesiones, enfermedades y accidentes, si se asume con un enfoque macroergonómico, esto es, desde las organizaciones y no desde los individuos. La intervención debe ser integral y transversal, evitando acciones aisladas y desarticuladas, que resultan insuficientes. En lugar de atacar el síntoma, la ergonomía propone identificar las causas.

 

¿Cómo ha evolucionado la ergonomía en el campo laboral? ¿Cómo ha sido la adaptación del puesto de trabajo?

Diría que la evolución en la comprensión y aprovechamiento de la ergonomía está justamente en alejarse de la “adaptación del puesto de trabajo”, para alcanzar el “diseño del sistema de trabajo”. La ergonomía en sí misma, a pesar de ser una disciplina joven, no es la que debe evolucionar: las organizaciones son las que deben dar el salto, para pasar de los ajustes y adaptaciones al diseño integral de los procesos organizacionales.

 

¿Cuál el rol del ergónomo en la empresa?

A riesgo de parecer algo apasionada, diré que toda empresa debería contar con uno en su planta. El profesional de la Ergonomía está capacitado para comprender todos los sistemas y, a partir de un enfoque sistémico y holístico de la organización, trabajar con profesionales de otras disciplinas para lograr la prevención efectiva de los riesgos.

 

¿Cómo acudir a la intervención del ergónomo, de forma que a menor costo de recursos se logre el mayor beneficio posible para la salud de trabajadores y trabajadoras?

Pienso que esto depende de la madurez de la organización. Hay una frase de Hall Hendrick, padre de la macroergonomía, con el que titula un artículo donde presenta ejemplos de casos exitosos y rentables de intervención ergonómica: “Buena ergonomía es buena economía”. Añadiría que, mientras sea vista como un gasto y no como una inversión, la percepción de la ergonomía seguirá siendo distorsionada y, por tanto, su aplicación limitada.

 

¿La ergonomía está suficientemente integrada en la empresa?

¡No! Aún no se contempla en su verdadera magnitud. Ya he mencionado que está reducida y limitada a aspectos de postura, movimiento y fuerza. Esto no permite su verdadera integración a las empresas.

 

¿Se aplica la ergonomía en las grandes empresas? ¿Qué pasa en las Pymes?

El modelo en el cual se estructura el Sistema General de Riesgos Laborales está fincado en la reinversión. Esto hace que el alcance y la profundidad de los programas de ergonomía, especialmente en empresas medianas y pequeñas con menor taza de reinversión, sean puntuales y no generales. Por tanto, su impacto en la población trabajadora es mínimo y difícilmente se realizan procesos de seguimiento. El modelo no favorece su aplicación.

 

¿Cómo calificaría la evolución de la ergonomía en las empresas colombianas?

Insisto en que la evolución no es de la ergonomía, sino de las empresas e incluso del mismo modelo del Sistema General de Riesgos Laborales. De uno a diez, diría que las empresas colombianas comprenden el alcance e impacto de la ergonomía en cinco, con una leve tendencia a seis.

El desarrollo de la ergonomía se enfrenta a retos enormes. ¿Qué opina respecto a cambios en los sistemas de trabajo, diversidad cultural, envejecimiento de la población y TIC en las empresas? Tanto las transformaciones sociales como las tecnológicas, y lamentablemente las ambientales, tienen un impacto directo en los sistemas. En 2012, la IEA propuso que estas tendencias sean derroteros para alcanzar nuevos escenarios de aplicación de la “buena ergonomía”. Sin embargo, considero que nuestras empresas aún no lo asimilan, como se espera lo hagan. En Colombia, las empresas siguen asumiendo los “puestos de trabajo” como unidades independientes a la organización. Por ello, mientras la tendencia mundial se preocupa por la integralidad para el diseño de los sistemas de trabajo, en las empresas locales la transición en la oferta de un producto a servicio, la implementación del teletrabajo o los avances tecnológicos que facilitan la ejecución de tareas en poblaciones adultas, acoger la diversidad cultural es asumido desde una perspectiva de costos fijos y no a partir del diseño de procesos organizacionales.

 

¿Por qué aplicar la ergonomía en las empresas?

La ergonomía es la disciplina científica que se encarga de comprender las relaciones entre los elementos que componen los sistemas. Por su parte, estos sistemas son el objeto de estudio de la ergonomía. Dicho esto, resulta vital entender que, sin ergonomía, una empresa de cualquier tamaño tendrá grandes dificultades para alcanzar un aceptable desempeño y bienestar en sus sistemas, lo cual redundará en su productividad.

Más allá de la “ergonomía del puesto de trabajo” (física o microergonomía), está la “ergonomía organizacional”, mejor expresada como macroergonomía, que trasciende —sin descartarlos— aspectos físicos e individuales, para brindar un enfoque sociotécnico que abarca las estructuras organizacionales, los procesos, los aspectos ambientales, socioculturales y las políticas de la empresa, entre otros factores. Si se entiende y asume que la ergonomía está caracterizada por el enfoque sistémico, la guía del diseño como principio de adecuación (no de adaptación) y el alcance del óptimo desempeño del sistema a la par del bienestar de las personas que participan en él, la ergonomía hará de la empresa una organización exitosa.

Please reload

Publicaciones destacadas

¿Cree que la pausa para el café hace parte de la jornada laboral?

November 15, 2018

1/4
Please reload

Entradas recientes

September 26, 2019

Please reload

Archivos
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square